Entendiendo los términos empleados en la ejecución hipotecaria

Si usted está trabajando con su prestador para no perder su casa, esta acción se conoce como retención, y tiene varias opciones:

Reinstalación (también llamado "Reanudación"):
Su prestador puede aceptar dejarle pagar la cantidad total que tiene atrasada, en una fecha designada. Esto a veces se combina con la indulgencia de morosidad cuando usted puede demostrar que pronto tendrá fondos disponibles provenientes de una bonificación, reembolso de impuestos u otra fuente en una fecha futura específica. Tenga presente que tal vez tenga que pagar recargos por el pago atrasado y otros costos relacionados con el plan de reinstalación.

Indulgencia de morosidad: Su prestador puede ofrecerle una reducción o suspensión temporal de sus pagos hipotecarios mientras pone en orden sus finanzas. La indulgencia de morosidad suele combinarse con la reinstalación o un plan de pago para liquidar o reducir los pagos hipotecarios que omitió.

Plan de pagos: Este es un acuerdo que le da una cantidad fija de tiempo para paga la cantidad que tiene atrasada, combinando una parte de la cantidad vencida con sus pagos mensuales regulares. Al final del periodo de pagos usted habrá pagado gradualmente la cantidad de su hipoteca que estaba en mora.

Modificación del préstamo: Este es un acuerdo escrito entre usted y su compañía hipotecaria que cambia permanentemente una o más de las condiciones originales de su pagaré o letra a fin de hacer más asequibles los pagos.

Si usted y su prestador están de acuerdo con que no puede quedarse con la casa, entonces hay varios términos de la liquidación que debiera entender:

Liquidación corta o incompleta: Si usted puede vender su casa, pero el producto de la venta es menos de la cantidad total que debe por la hipoteca, su compañía hipotecaria tal vez acepte una liquidación incompleta de la parte de su hipoteca que exceda del producto neto de la venta.

Escritura en lugar de ejecución: Una escritura en lugar de ejecución es una cancelación de su hipoteca si usted transfiere voluntariamente el título de su propiedad a su compañía hipotecaria. Generalmente usted tiene que tratar de vender la casa al precio justo del mercado por un mínimo de 90 días antes de que la compañía hipotecaria considere esta opción. Una escritura en lugar de ejecución tal vez no sea una opción si existen otros gravámenes sobre la propiedad, tal como una segunda hipoteca, fallos judiciales a favor de otros acreedores, o por cobro de impuestos no pagados.

Asunción: Una asunción le permite a un comprador calificado hacerse cargo de su deuda hipotecaria y que él haga los pagos, aún cuando la hipoteca no se pueda asumir. Como resultado, usted podría vender su propiedad y evitar la ejecución hipotecaria.

Aunque el refinanciamiento no es necesariamente una buena opción cuando se enfrenta la ejecución hipotecaria, y algunas veces incluso podría ser una práctica predatoria, hay ciertas situaciones en las que podría ayudar. Hable con su prestador para ver si el refinanciamiento es una opción para usted.

 

 




              Niki's Blog