Cuáles son los mitos sobre la compra de una casa?

La manera cómo los prestadores evalúan las solicitudes de hipotecas ha cambiado mucho en los últimos 20 años. Lo que anteriormente le hubiera cerrado la puerta para llegar a ser propietario de casa, probablemente no sea un factor hoy en día.

Estos son algunos de los mitos más comunes acerca de ser propietario de casa:

Mito: Usted necesita tener un crédito muy bueno para poder ser propietario de casa.

Hecho: Puede ser posible que usted compre una casa con un crédito "no tan perfecto". Y recuerde, usted puede mejorar su crédito con el tiempo. Pero si está comprando una casa y su crédito no es tan perfecto, hable con un asesor de asuntos de vivienda. Un asesor de asuntos de vivienda puede ayudarle a evitar adquirir una hipoteca que usted no pueda pagar. Es importante comparar precios. Esté alerto ante un prestador que le diga "Su crédito no es muy bueno y nadie más que yo trabajaría con usted para conseguirle un préstamo".

Mito: Usted necesita dar un pago inicial del 20% para comprar una casa.

Hecho: Existen muchos tipos de productos y programas de hipotecas que permiten dar un pago inicial bajo o ninguno. Pero recuerde que su tasa de interés podría ser más alta para un préstamo que no exige un pago inicial o que permite un pago inicial bajo. Igualmente, asegúrese de considerar otros costos tales como costos de cierre, impuestos sobre la propiedad, gastos de mudanza y reparaciones.

Mito: Usted no puede comprar una casa en los Estados Unidos si no es ciudadano.

Hecho: Si usted es un extranjero residente permanente o no permanente en los Estados Unidos, puede adquirir una casa en este país.

Mito: Si no tiene una cuenta bancaria o tarjetas de crédito, no califica para una hipoteca.

Hecho: Siempre es una buena idea tener una cuenta bancaria y eso puede ayudarle a establecer crédito. Sin embargo, los prestadores pueden aprobarle una hipoteca aún si usted no tiene una cuenta bancaria ni tarjetas de crédito. Es probable que le pidan tener comprobantes que demuestren un historial de pagos, como el alquiler, servicios públicos y los pagos del auto.

Mito: Los prestadores comparten su información financiera personal con otras compañías.

Hecho: Por ley, los bancos y otras instituciones financieras tienen restricciones en cuanto al uso y divulgación de información personal suya. En algunas situaciones, usted puede restringir la divulgación de su información si no desea que la compartan. Si no está seguro cómo utilizarán su información, no tema preguntar. Usted tiene derecho a saberlo.

Mito: Si se atrasa en los pagos mensuales de su hipoteca, perderá su casa.

Hecho: Si usted tiene una dificultad financiera, como la muerte de su cónyuge o una emergencia médica, y se atrasa, es posible que pueda permanecer en la casa y ponerse al día si usted se comunica con su prestador inmediatamente. Aún cuando no sea posible permanecer en su casa, usted puede venderla y posiblemente comprar una menos costosa en lugar de tener que enfrentar una ejecución hipotecaria.

Mito: Usted no puede obtener una hipoteca si ha cambiado de empleo varias veces durante los últimos años.

Hecho: No es cierto. Usted puede cambiar de empleo muchas veces y aún así obtener un préstamo para comprar una casa. Los prestadores comprenden que las personas cambian de trabajo. Lo importante es demostrar que usted ha tenido un ingreso estable.

Como se le paga al agente de propiedad raíz?
Como Comprador Ud. no tiene que pagar directamente al agente. El agente de la lista y el agente de ventas se dividen una predeterminada cantidad pagada por el vendedor. Esto se toma en consideración cuando se establece el precio de lista, sin embargo, Ud. no tiene que hacer pagos por cargos "fuera de bolsillo".

 




              Niki's Blog