Lo que evalúan los prestadores

Cuando usted solicita un préstamo hipotecario, los prestadores con frecuencia analizarán "las cuatro C" para decidir si usted es solvente. Ellos quieren asegurarse que usted es un buen riesgo y que va a pagar el préstamo tal como se espera.

Capacidad.
La capacidad es su aptitud actual y futura para hacer los pagos. Los prestadores examinarán sus ingresos, historial de empleo, ahorros y pagos mensuales de deudas.

Capital.
Los prestadores evaluarán su solicitud más favorablemente si usted puede demostrar que cuenta con reservas en efectivo: ahorros, inversiones, propiedades y otros bienes que pueden liquidarse. Las reservas en efectivo le demuestran al prestador que usted puede administrar bien su dinero y que puede contar con otros fondos, además de sus ingresos, para pagar la deuda.

Colateral (Garantía).
El prestador de un préstamo hipotecario quiere saber si la propiedad vale lo suficiente como para cubrir el préstamo.

Crédito.
Los prestadores examinan su crédito e historial de pagos puntuales para ver sus antecedentes de pagos de cuentas y deudas.

Los prestadores le pedirán estados financieros para ver si satisface todos sus criterios. Algunas veces, su fortaleza en un campo puede compensar su debilidad en otro. Por ejemplo, si usted tiene una casa propia (un colateral sólido), pero su historial de crédito contiene algunos pagos atrasados (crédito más débil), el prestador tal vez no lo penalice por eso.

Cuáles son los estados financieros que probablemente tenga que mostrar?

  • Comprobantes de sueldos de los últimos 30 días.
  • Formularios W-2 de los dos últimos años.
  • Información sobre deudas a largo plazo, como préstamos de autos, de estudios, etc.
  • Estados de cuentas recientes de todas sus cuentas bancarias.
  • Declaraciones de impuestos de los últimos dos años si está empleado por cuenta propia.
  • Prueba de cualquier ingreso suplementario.
  • Registros de pagos de cualesquiera cuentas de crédito malas anteriores
  • Comprobantes de pagos del mantenimiento de hijos o pensión alimenticia.

Muchos prestadores pueden ofrecer préstamos con poca o ninguna documentación. Estos son más fáciles para muchos prestatarios, pero la tasa de interés del préstamo probablemente será más alta que para otro que requiera documentación completa.

Verifique su crédito.
Asegúrese de obtener una copia de su informe de crédito mucho antes de ir a su prestador, a fin de estar seguro de que no contiene errores. Si encuentra errores, trabaje inmediatamente para corregirlos, pues pueden afectar su proceso de compra y costarle tiempo y dinero.

Sea organizado

Haga copias de los estados financieros que probablemente le pidan y tráigalos consigo cuando hable con su prestador. De esa manera éste puede evaluar inmediatamente sus documentos y decirle qué más debe traer. Use nuestra lista de verificación para la solicitud de hipoteca [PDF 32K].

 




              Niki's Blog